Historias para no dormir.

Your awesome Tagline

0 notes

imagina cuando se te rompe algo, como el vaso que se te cae sin querer, la gente se limita a traer un trapo mojado y una escoba para los cristales. Pero imagina que tú no quieres el trapo, ni la escoba, tú quieres el vaso y no entiendes porque se ha roto. Lo que puedes hacer es recoger los cristales muy despacito y pegarlos con cuidado. Aunque claro ahí as perdido la noción de el tiempo, y vale, si se te ha roto en siete pedazos lo puedes pegar. Pero a veces se rompen en cien o más ¿y que haces? ¿pues sabes lo que hago yo? Los intento pegar de todas formas. No abandono. Y al final, sin querer, acababa dejando tirada a mucha gente, porque estaba con el vaso.